Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Jackson Five
Traductor de google

THIS FORUM IN INGLISH!!!

CLICK THE PHOTO BELOW...





Princesa Elizabeth Von Thurn und Taxis sobre su amistad con Michael en su libro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Princesa Elizabeth Von Thurn und Taxis sobre su amistad con Michael en su libro

Mensaje por Admin-Dulce el Dom Dic 23, 2012 12:47 pm

Menschen die sich an eine Begegnung mit Michael Jackson erinnern - Seite 86

Del libro de la princesa Elisabeth von Thurn und Taxis "Diary of a Princess"
Unos recuerdos hermosos y cariñosos, aquí está el capítulo

Nunca más Nunca Jamás


Siendo niña estaba segura de que el mundo consistía en dos bandos: los adultos y los niños. En el de los adultos, había algunas reglas estrictas fuertes sobre lo que tenías que hacer. Si yo tuviera que dibujar este mundo con lápices de colores, yo habría elegido colores discretos, suaves, tales como los grises y los colores de la tierra. Muy por el contrario, el mundo de los niños es emocionante, divertido y libre de reglas. Cuando éramos niños, nuestros días giraban sólo en torno a jugar. Con los juguetes, en el aire fresco, y si eso no fuera suficiente, mis hermanos y yo habíamos ideado mundos propios. Uno de estos juegos de fantasía que inventamos, se llamaba "Miguel". Ese era yo: Miguel, un joven que huyó con su madre (mi hermana) del padre violento (mi hermano)
Los dos vivíamos en una caravana enorme, llena de diferentes animales y juguetes. En esto viajamos por todo el mundo y teníamos aventuras. No tengo idea de cómo llegamos a estas cosas, pero había un montón de historias de este tipo. Los adultos eran intrusos que interrumpían nuestra diversión, porque nos llamaban para ir a almorzar, ir a la cama o cepillarse los dientes. Ellos no entendían lo que significaba vivir en un mundo que estaba lleno de nubes rosas, enanos y cestas de magia, en el mundo de Alicia en el país de las maravillas.

Algunos adultos, sin embargo, eran diferentes. A pesar de que crecieron, de alguna manera seguían en contacto con nuestro mundo. Se las arreglaron para pasar de su mundo al nuestro. Michael Jackson era un adulto así.

Debemos nuestra amistad con Michael a Regina, quien en ese momento era asistente personal de mi madre. Regina era una gran fan de Michael Jackson, y con "gran" me refiero a realmente enorme. Regina era para nosotros mucho más que asistente de nuestra madre. Era nuestro amiga, consejera, compañera de viaje, terapeuta y hada madrina. Regina también fue la que puso toda la cosa en movimiento... Yo era demasiado joven para recordar exactamente cómo ocurrió todo, y, básicamente, no me importa.
Un día me senté a almorzar y Regina, con una amplia sonrisa nos dijo que había conocido a Michael Jackson. Nos invitaron a todos al próximo concierto. Fue muy emocionante para ser verdad. Después del concierto, hubo una breve encuentro y saludo, que a su vez derivó en una fiesta posterior, unas pocas visitas, compartir un viaje a Disneyland, y finalmente - la gran final - una invitación a Neverland.

En nuestro primer concierto de Michael Jackson en Munich en 1992, Albert y yo estábamos completamente fuera de sí. Yo sólo tenía diez años y había sido protegido del mundo de los paparazzi... Nuestro primer encuentro con Michael Jackson fue breve y formal - algo como esto, como es de imaginar una reunión con una superestrella. Después del concierto, nos llevaron por pasillos fríos y muy iluminados, pasando por innumerables y grandes puertas blancas, que estaban cerradas.

De vez en cuando cruzábamos hombres fuertes de hombros anchos que estaban en el medio del pasillo y se aseguraban de que no pasara quien no tenía el acceso autorizado. Luego nos detuvimos frente a una de las muchas puertas blancas anónimas hasta que estuvimos en el set del "Rey del Pop". Estábamos muy emocionados y no podíamos creer la suerte, todo alrededor de él también fue un poco intimidante y expuesto.

Michael fue entonces muy amable y habló a cada uno de nosotros, pero de alguna manera el tiempo pasó muy rápido. Muy pronto supe, sin embargo, que el mundo que Michael se había creado, era bastante diferente de este apretón de manos rígidas, en primer lugar incómodo. Lo mejor de este primer encuentro fue una invitación a la fiesta de después.

La fiesta de Michael superó lejos, mi idea infantil de "celebrar". No se sentía como una fiesta para adultos, sino más bien como la fiesta para los niños de 10 años más felices del mundo. Globos, palomitas de maíz, fuente de chocolate, carrusel, coches de choque, e incluso, y sobre todo, Michael. El hombre me fascinó.

Por supuesto, me gustaba su música y era famoso - lo que impresionaba incluso a un niño - pero él era mucho más.

Él era, por ejemplo, el primer adulto que conocí que realmente, nada parecía importarle más que jugar. Su mundo de globos, chocolates y autos de choque era nuestro paraíso, y aunque era un hombre hecho y derecho, Michael parecía ver eso también. MJ para mí se había convertido en un héroe. Sin embargo, el pobre Michael estaba rodeado constantemente por adultos que estaban tratándolo como buitres, que querían conseguir un pedazo de él. Mi hermano de nueve años de edad, no estaba impresionado en lo más mínimo. Caminó hacia el rey con la indiferencia de los niños y le preguntó con una voz de un ángel ", Michael Jackson, vas a venir conmigo a los coches de choque, por favor?" A Michael le gustó el estilo directo de Albert tanto que simplemente lo tomó de la mano y las próximas horas las pasó prácticamente sólo con él, jugano y yendo de un paseo a otro comiendo un montón de bocadillos.

Entonces el hielo se rompió, por último, y lo que empezó como una reunión formal entre Michael Jackson, dos princesas y un príncipe se convirtió en una verdadera amistad. A partir de entonces para nosotros no fue Michael Jackson, sino sólo Michael o MJ. Él nos visitó un par de veces en Alemania y fuimos a sus conciertos, y una vez incluso fuimos a Disneyland juntos. Fue emocionante verlo de cerca y tener la sensación de ser realmente parte del círculo interno. Cuando estábamos juntos con Michael, esto significaba tiendas de juguetes, juegos infantiles y mucha diversión.

Si alguien me pregunta, lo que me viene a la mente espontáneamente de Michael como persona, es su extremado respeto por los demás. Como hijos de una madre estricta las palabras "por favor" y "Gracias" se nos habían metido en la carne y en la sangre. Cada vez que nosotros agradecíamos a Michael por algo, él decía: "No, gracias", lo que nos parecía muy gracioso. También fue increíblemente generoso, feliz de compartir sus juguetes. Sus dulces y sus experiencias, lo que nos hizo sentir especialmente durante las visitas a su rancho de Neverland

El día que por primera vez nos visitó en casa, no podía esperar a volver de la escuela. Siempre tomamos nuestras comidas en el comedor, que estaba lleno de porcelana china y platería. El almuerzo siempre se nos sirvió y aunque estábamos acostumbrados a ello, de un modo rígido. Solamente en nuestros cumpleaños se nos permitía determinar el menú y la tarta. El día que Michael vino era incluso mejor que cualquier cumpleaños.

Dulces esparcidos por todas partes: entre las flores y porcelana china, sobre la mesa llena de vino, chocolate y malvaviscos...Michael llegó con un séquito pequeño, no puedo recordar quiénes eran. Pero lo que sé con exactitud es que mi madre se vistió con el vestido tradicional. Michael estaba muy emocionado. Sonrió: "Te ves igual que la familia Von Trapp," gritó. Casualmente era de hecho, "The sound of music" su película favorita. Él estaba muy interesado en nuestra historia familiar y organizmos un recorrido por el castillo, que parecía agradarle mucho. Él era muy locuaz y relajado e hizo más y más preguntas. También fue muy divertido, porque recuerdo que me reí mucho.

Nuestra visita conjunta a Disneyland París no fue exactamente lo mismo. Aunque allí también pasamos mucho tiempo juntos, Michael era distraído a menudo. Al igual que todo el alboroto en cada concierto, hubo algunos centenares de fans, y un montón de gente de la prensa.

Esto tuvo un efecto natural sobre el comportamiento de Michael: Él sonreía y estaba como siempre, pero pude ver que estaba más hacia el interior y más retraído.

Nuestro viaje a Neverland fue definitivamente el punto culminante de nuestra amistad. Michael tenía todo lo que solamente el corazón de un niño puede desear : Había una gran feria con todo tipo de paseos, pero no tenías que pagar ni hacer cola. Había cabinas con crema de chocolate, algodón de azúcar y hielo, donde se les permitió operar, sin tener que pedir permiso! Por supuesto, fuimos allí con Regina. Recuerdo que la limusina que nos recogió en el aeropuerto estaba equipada con dulces y refrescos. También tenía una televisión, pero estábamos demasiado excitados para ver una película. En Neverland pasamos un montón de tiempo con Michael - excepto en el desayuno, al que nunca apareció. Hicimos paseos en quad por el campo. Jugamos con el chimpancé Bubbles, y otros animales en el zoológico. Si Michael no estaba allí, nos divertíamos sin él, al final todo el rancho estaba disponible. Había una sala de cine con una cama enorme en ella, donde vimos The Sound of Music, y comimos palomitas de maíz. Después de la película, Michael nos llevó a una sala llena de espejos, que lentamente se llenó de niebla. Cuando el humo se disipó, Michael fue tragado repentinamente por la tierra, y después de unos momentos reapareció de la nada. Este truco funcionó para mí como magia real. Michael disfrutaba de nuestro asombro y nuestra credulidad y repitió la actuación una y otra vez.

Recuerdo que nos sentamos juntos en el barco pirata balanceándose, mientras que Black or white sonaba por los altavoces enormes. A diferencia de la mayoría de los adultos, para Michael jugar nunca era suficiente. Él era feliz, permanecía en el columpio con nosotros, lo disfrutábamos. Lo que también me acuerdo especialmente era del parque de juegos de agua donde disfrutamos de horas juntos.
La instalación estaba construida totalmente de madera y tenía una serie de extras: por ejemplo, había toboganes y tubos en los que tirarse a lo largo, y tenía dos altas torres, subía a ellas y atacaba a su oponente desde allí. Michael era un gran fan de las batallas de globos de agua.

Se veía más como un niño.
Hizo de todo, si su pelo estaba mojado y su maquillaje corrido, mientras, él se divertía.

Dicho sea de paso, no fue mucho tiempo después de nuestra visita a Neverland que Michael fue acusado de abuso sexual por ese niño, que en realidad estaba con nosotros en Neverland en ese momento! Se sentía extraño y muy triste escuchar cosas tan terribles sobre el hombre que hizo tan feliz a los niños durante horas. Se había convertido en mucho más para nosotros que una superestrella. Era un hombre, un amigo, y una de las personas más agradables que he conocido. No me podía imaginar que Michael dañara a una mosca, y mucho menos a un amigo.

Por desgracia, nos hemos perdido de vista en los últimos años y, como sucede tan a menudo, la amistad se apagó poco a poco. Tengo buenos recuerdos del niño grande, el amigo y la superestrella... Cuando me enteré de su muerte, me quedé totalmente sorprendida por un lado, por otro lado era completamente irreal. Después de semanas sentí un gran tristeza de haber perdido a esa persona especial. Cuanto más pienso en ello, los recuerdos más entrañables de MJ reaparecen.

Espero que el mundo lo mantenga en la memoria como uno de los más grandes músicos de nuestro tiempo. Por triste que sea, su destino era morir joven. Después de todo, él nunca quiso crecer .

A veces tengo la sensación de que nuestra sociedad quiere encasillar a la gente y mantenerlas pequeñas, especialmente a las celebridades. En cualquier momento puedes sacar y disfrutar de una rebanada de pizza que tiene buen sabor, cuando está caliente y recién salida del horno. Después de un tiempo, la deliciosa pizza, se transforma en un pedazo grasiento de goma que se tira a la basura. Michael Jackson no podía ser encarcelado de esta manera, pero su lucha por la privacidad en última instancia, se transformó en una prisión mucho más amenazante. Para mí será siempre el verdadero Peter Pan, excepcional, inescrutable y de otro mundo.
Lo que deseo es que disfrute de la eterna Neverland en el cielo donde no puedo esperar para reunirme con él y tirarle otra bomba de agua en su cara.








Michael con los hijos de John and Gloria von Thurn und Taxis , Albert, Elizabeht y Maire Theresia- Munich, June 27, 1992











Princesa Elisabeth
von Thurn und Taxis







Aunque el gobierno alemán no reconoce oficialmente títulos de nobleza, todo mundo llama princesa a esta rubia de 28 años. Es famosa por su actividad en el Finch's Quarterly Review, de Londres, donde es editora y escritora. Fue una de las amigas más cercanas de Michael Jackson. Aunque tiene dos hermanos, una mayor y el otro menor, ella es la más reconocida de la familia



Never Neverland Again by Princess Elisabeth von Thurn und Taxis - MJJ UNDERGROUND




07 de julio 2009

Es una sensación extraña cuando alguien muere. Extraño en el sentido de que no puedes sentir mucho. Se siente extrañamente vacío, a pesar de que el vacío, por supuesto, no es un sentimiento. Se cae en una especie de Nirvana hueco, una jaula hecha de vidrio. Es como si por un momento te desconectas completamente de la realidad...
Lo experimenté la semana pasada después de que me enteré de la muerte de Michael Jackson y admito que durante los días que siguieron me sentía un poco en una nube. También fue un poco extraña la forma en que me enteré. Yo no suelo comprar periódicos ya que soy una gran fan de la lectura de noticias en línea, pero ese día me compré un periódico. En todos los periódicos de la tienda estaba la cara de Michael Jackson. Es curioso, me dije a mí misma, ¿qué ha hecho ahora? Cuando leí el titular me sentí como si mi corazón le dio un par de bu-bu-ms. ¿Podría esto ser cierto? He observado que tendemos a sentirnos muy cerca de superestrellas como Michael Jackson. Prácticamente sentimos como que los conocemos. Consumimos celebridades como una rebanada de pizza caliente que sólo sabe bien caliente y fresca, fuera del horno ... después de un rato, lo único que queda es una masa grasienta que tiras a la basura. Es triste y cuando doy un paso atrás de todo me parece espantoso como tendemos a hablar de estos extraños en una jaula. Sé que a menudo me encuentro a mí misma juzgando celebridades. Soy capaz de captarme a mí misma diciendo Jordania es una perra o Keira Knightley parece aburrido. ¿Cómo es exactamente que lo sé, nunca me lo he encontrado?...

En el caso de Michael Jackson lo hice, lo conocí. Por extraño que esto pueda parecer Michael era nuestro amigo.Vino a nuestra casa en Alemania un par de veces y lo visitamos en su casa / finca / propiedad - el infame Neverland. Fuimos a varios de sus conciertos y mi hermano incluso recorrió gran parte de Europa con él.Cualquier pensamiento sucio que puede estar teniendo ahora tengo que decepcionarte - mi hermano Albert no era nuestro soborno en el círculo más cercano de Michael ... ¿o sí? Bueno, supongo que de alguna manera lo era.Michael amaba a los niños. Se sentía un parentesco real hacia ellos. Él era terriblemente tímido y creo que sólo entre los niños se sentía realmente seguro. Parecía que era particularmente tímido con las mujeres por lo que parecía natural para mí que preferiera la compañía de los niños. Nunca lo percibí como algo malo, sino todo lo contrario. Él era extremadamente cortés y respetuoso. Él era muy generoso e incluso, muy divertido.





















"LETS HEAL THE WORLD TOGETHER, THIS IS MY DREAM..."

Admin-Dulce
Administradora
Administradora

Mensajes : 4289
Puntos : 5179
Fecha de inscripción : 11/02/2010
Edad : 49
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.